MITOS DESMENTIDOS EN EL VESTIR TRADICIONAL DEL HOMBRE

El vestir tradicional del hombre ha evolucionado en las últimas décadas en la fiesta de las fallas. Desde aquel traje negro con fajín y borlas de color, hasta la actual explosión que recupera diversidad de prendas y complementos. Con esta entrada pretendemos facilitar algunos consejos, reflexionando...

1. ¿EL TRAJE DE TORRENTÍ, SÓLO CON ZAPATO?

A nadie se le escapa la elegancia de un buen zapato acompañando el porte de un traje de torrentí. Pero la verdad es que con el torrentí también puede llevarse cualquiera de los tipos de alpargatas que hay en el mercado.

Así lo atestiguan criterios historicistas y testimonios gráficos de no hace tantos años, en que la típica imagen del labrador valenciano se asocia al traje de torrentí con pañuelo o barret de madroños, con unas buenas alpargatas.

Cuadro baile de Castellón. Año 1924. Fuente: elsguinyols.blogspot.com

2. ¿EL PAÑUELO NO ES NECESARIO?

El caballero que viste de tradicional siempre debe llevar pañuelo.

Los hay para todos los gustos y bolsillos. De seda, de rayón, de algodón… y en amplia gama de colores.

Imprescindibles incluso cuando se lleva montera, rodina, copino o cualquiera de los sombreros tradicionales.

Y por cierto, siempre por arriba de las orejas sin chafarlas.

La alternativa al pañuelo será siempre un buen barret d’arboços.

Anudado en pañuelo de seda. Fuente propia.

3. ¿LA CHAQUETA NO VA CON EL SARAGÜELL?

El saragüell es esa especie de pantalón de amplias perneras confeccionado en tejido grueso y blanco. En su uso originario era también una prenda de vestir en ocasiones especiales, y también en las estaciones más frías. Por tanto, todos los complementos del vestir tradicional y de abrigo pueden asociarse a esta emblemática prenda, como una buena chaqueta de paño, de terciopelo o cualquier tejido adecuado.

4. ¿CON EL SARAGÜELL, SIEMPRE CHALECO ABIERTO?

Repetimos la misma idea del capítulo anterior; al ser el saragüell una prenda de vestir y así mismo propia de épocas frías, admite también los chalecos cerrados, en cualquiera de sus formas. También los chalecos de seda y con los complementos más vestidores, excepto el zapato, de uso más infrecuente con esta prenda.

5. ¿MANTA MORELLANA PARA TORRENTÍ, Y DE CUADROS PARA EL SARAGÜELL?

Algo de cierto hay en esta idea, lo reconocemos. La manta morellana tipo alforja tejido en colores vivos y rematada con borlas podemos asociarla a los modos de vestir tradicional más idealizados, mientras que las de cuadros, a los trajes más historicistas. Pero precisamente por ello, la manta morellana puede casar perfectamente con el saragüell, ya que esta prenda también está incorporada al tipismo del traje de labrador valenciano.

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña